New Born - Recién nacido

Lo ideal es hacer las sesiones de recién nacido antes de los 10 días, así aprovechamos las fases de 3 horas de estos primeros días, su todavía posición fetal, y evitamos la aparición de cólicos, regurjitaciones, y problemas de lactancia. A partir de estos días ya no es tan fácil la conexión con los recién nacidos y no se fluye de la misma manera, ya pasarían a ser sesiones más centradas en el piel con piel con los papis y no tan centradas en el bebé.
En estos primeros días el tacto es su sentido más desarrollado en ellos y necesitan ese contacto y que les transmitamos tranquilidad y seguridad para sentirse como en la tripita de su mamá. A su vez los papis tienen que estar tranquilos porque para nosotros lo primero es la seguridad y el cuidado de sus bebés en todos los aspectos, y luego vienen las fotos.  Hay que estudiar cada caso en particular, prematuros, en tiempo, peso al nacer, etc. Es mejor si se está interesado en estas sesiones hablarlo durante el embarazo para ver fechas previstas de parto, dado que son sesiones en las que dejamos que el bebé sea él el que marque el ritmo, para respetar al máximo sus fases de sueño y tomas.
Eduardo Orduna